Cepillo eléctrico o manual: ¿cuál es la mejor opción para mí?

Mantener una correcta y diaria higiene bucodental es fundamental para asegurar la salud de nuestros dientes y encías durante muchos años. Las recomendaciones generales incluyen cepillarse después de cada comida y sobre todo antes de dormir, prestando especial atención a los espacios entre dientes y a la unión de los dientes con la encía. También se aconseja hacer un uso frecuente del hilo dental y los enjuagues bucales para que la limpieza sea más profunda y llegue a todos los rincones de la boca.

Las limpiezas han de ser más exhaustivas si la persona lleva algún tipo de ortodoncia, se ha sometido a una cirugía o extracción dental, etc.

Pero en cuanto al cepillado, ¿qué es mejor? ¿El cepillo eléctrico o el manual? Respondemos a todas tus dudas acerca de esta común dicotomía.

cuál es mejor, el cepillo manual o el eléctrico

Ventajas de usar el cepillo eléctrico

Es frecuente ver publicidad donde se asegura que el cepillado eléctrico es mejor que el manual y, aunque con el cepillo manual también se consigue una buena limpieza, gracias al cepillo eléctrico se consiguen los mismos resultados pero con un menor esfuerzo. Esto se debe principalmente a tres razones:

  1. Gracias al mango largo y el cabezal estrecho se alcanzan las zonas más difíciles, como las muelas del juicio.
  2. El cabezal rodea toda la pieza dental, asegurando una correcta limpieza por todas las caras de los dientes.
  3. Como el cabezal gira en ambas direcciones, el cepillado es más profundo sin necesidad de hacer fuerza.

Además, con los cepillos eléctricos evitamos el desgaste del esmalte dental porque, si ejercemos demasiada presión, el cabezal se detiene.

Ventajas de usar el cepillo manual

Aunque de primeras pudiera parecer que el cepillo eléctrico es más eficaz que el manual, todo es cuestión de utilizar una técnica adecuada al cepillarse. Utilizado de manera apropiada, el cepillo manual es tan eficaz como el eléctrico para limpiar nuestros dientes.

Su principal ventaja radica en que es un cepillo apto para todos los bolsillos. Además, se puede sacar de casa de manera cómoda, sin ningún problema, mientras que el cepillo eléctrico es más grande y pesado y necesita su cargador.

Cuándo usar un cepillo de dientes eléctrico

El cepillo eléctrico es apto para niños y adultos. También es el cepillo más apropiado para quienes sufren daño en las encías por realizarse cepillados agresivos, ya que, gracias a la innovación en este tipo de cepillos, el movimiento se detiene si se ejerce una presión excesiva. Además, cuentan con un temporizador para asegurar un cepillado mínimo de 2 minutos, tiempo recomendado por los dentistas.

Para aquellos casos de personas que cuidan de otras, es más recomendable utilizar cepillos eléctricos, pues es más cómodo y eficaz.

Cuándo usar un cepillo de dientes manual

A pesar de las ventajas que muestran los cepillos eléctricos sobre los manuales, hay casos en los que es más recomendable utilizar estos últimos. Por ejemplo, tras una cirugía, cuando hay puntos de sutura o una zona dolorida, ya que, con un cepillo de cerdas muy suaves, el paciente puede controlar la velocidad y la fuerza del cepillado para evitar hacerse daño.

También se recomiendan los cepillos manuales para las personas que están en tratamiento con ortodoncia, pues los cepillos eléctricos pueden desprender los brackets o el alambre.

¿A partir de qué edad se puede usar el cepillo eléctrico?

A la hora de utilizar los cepillos eléctricos con niños se recomienda esperar a los 8 años y elegir un cepillo apropiado para su anatomía bucal y con un diseño atractivo. De esta forma, conciben el cepillo de dientes como un juguete y el momento del cepillado como un juego. Con el cepillo eléctrico nos aseguramos de que se lavan correctamente los dientes, ya que no tienen que realizar tanto esfuerzo ni movimientos.

¿Qué cepillo eléctrico comprar?

Antes de comprar un cepillo eléctrico, asegúrate de que es cómodo de sostener y fácil de utilizar. El tipo de cabezal más recomendado es el que tiene un movimiento giratorio-oscilante, es decir, el que gira en una dirección y después en la otras, pero también hay cabezales con cerdas que vibran muy rápido.

Desde la Clínica Dental Premoden recomendamos, además, elegir un cepillo eléctrico con sensor de presión para evitar que ejerzas demasiada fuerza sobre tus dientes y encías.

Estas son las características para elegir un buen cepillo eléctrico, aunque luego existen otras cuestiones que son más de gusto personal. Por ejemplo, que tenga temporizador o no, que cuente con distintos niveles de potencia, etc.

Recomendaciones para un buen cepillado

Como mencionábamos al principio, lo importante para un buen cepillado es utilizar un cepillo adecuado y la técnica correcta. Estos son los pasos a seguir para cepillarnos los dientes correctamente, ya sea con cepillo manual o eléctrico:

  1. Lo primero es dividir la boca en cuatro partes para asegurarnos de que no olvidamos cepillar ninguna zona.
  2. En el caso del cepillo manual, colocamos el cepillo en un ángulo de 45 grados con respecto a la encía y barremos cada diente con movimientos en una sola dirección, para eliminar los restos de comida que quedan entre diente y encía. Después, repetimos este movimiento por todas las caras de los dientes y utilizamos la técnica habitual de barrido horizontal para cepillar la zona de masticar de los dientes. En caso de estar utilizando un cepillo eléctrico, colocamos el cabezal suavemente sobre el diente y lo dejamos trabajar unos segundos, en el caso de ser eléctrico. Si es manual, haremos el trabajo nosotros.
  3. Repetimos estos pasos por todos los dientes, sin olvidarnos de limpiar la lengua también, ya que tiene millones de bacterias que pueden acabar de nuevo en nuestros dientes.

Además del cepillado, hay que tener en cuenta el estado en el que se encuentra nuestro cepillo, por lo que deberemos cambiarlo cada dos o tres meses. Esto depende del tipo de cepillo, pues uno manual con cerdas ultrasuaves dura menos tiempo que los cabezales de un cepillo eléctrico.

Cepillarse los dientes no es suficiente

Esta es una cuestión recurrente, pero cepillarse los dientes no es suficiente para una buena y exhaustiva limpieza bucodental. Es necesario completar el cepillado con el uso de hilo dental, cepillos interproximales y colutorios para llegar a todos los rincones de nuestra boca.

  • El hilo dental sirve para eliminar los restos de comida y las bacterias que se acumulan entre los dientes, donde las cerdas del cepillo no llegan.
  • El enjuague bucal termina de eliminar las bacterias y otros microorganismos que viven en nuestra boca.
  • Los cepillos interproximales o interdentales se recomiendan para aquellas personas con brackets, implantes dentales o que padezcan alguna enfermedad periodontal y cumplen la misma función que la seda dental.

¿Tienes más dudas sobre tu salud dental? ¡Te atendemos!

En Centro Premoden nuestra prioridad es tu salud y bienestar bucodental. Por eso contamos con los mejores profesionales y la tecnología más avanzada para poder atenderte sea cual sea tu duda o problema. Si estás buscando tu dentista en Madrid, no dudes en llamarnos al 91 450 71 18 . ¡También estamos en Ávila! Puedes contactar con nosotros en el 91 831 60 27.

Artículo revisado por el Dr. Javier Orellana Girón 

Queremos que luzcas la mejor de las sonrisas

Ven a conocernos y te haremos un chequeo ¡no cobramos por nuestra primera consulta!

Artículos más populares

Mantente al día con la información de nuestro blog

Pide cita sin compromiso

Queremos ser tu dentista

1ª CONSULTA GRATUITA

Madrid

Calle del General Oráa, 45 

(Barrio de Salamanca)

28006 – Madrid

+34 914 507 118

Ávila

Calle de los Trece Roeles, 9

(esquina Calle García Real),

05230 Navas del Marqués -

+34 918 316 027

Premoden 2021 · Todos los derechos reservados

¡Hola! ¿Te gustaría concertar una cita en nuestra clínica? La primera visita no tiene coste12:56 PM