Periodoncia

La periodoncia, como su propio nombre indica, trata las enfermedades del periodonto, es decir, de las encías. Estos problemas que afectan a una parte crucial de nuestro cuerpo son muy comunes, y causan muchas molestias a quienes las padecen, como sensibilidad, mal aliento, hinchazón, dolor, sangrados e incluso la pérdida de los dientes.

En Centro Premoden recomendamos acudir a un dentista con regularidad para impedir la aparición de enfermedades en la cavidad oral y para detener el avance de problemas que pueden agravarse si no les ponemos una solución a tiempo.

¿Qué es la periodoncia?

La periodoncia es la rama de la odontología encargada de tratar las enfermedades de las encías y de los huesos que sostienen las piezas dentales. Se trata de un área de tratamiento muy importante, ya que en gran parte de las ocasiones los dientes se caen debido a enfermedades que afectan a las encías, como son la gingivitis y la periodontitis.

¿En qué consiste una periodoncia?

El procedimiento que se lleva a cabo durante la periodoncia varía según la gravedad del caso, por lo que una afección en las encías puede tratarse con una simple limpieza dental y/o un curetaje, en los casos más sencillos, o con una cirugía periodontal, en casos más graves.

Antes de realizar el tratamiento, el dentista realiza un estudio periodontal, gracias al que determina el estado de la enfermedad y decide qué tratamiento es el más adecuado. En este estudio se realizan radiografías y un periodontograma.

Tratamientos periodontales no quirúrgicos

Si la enfermedad está en una fase temprana, puede ser suficiente con aplicar tratamientos que no necesitan cirugía.

Curetaje

Es una técnica de raspado y alisado radicular gracias a la que se elimina la placa y el sarro acumulados en los dientes. En primer lugar, se raspa el sarro con diferentes instrumentos, para después pulir la raíz del diente y dejarla limpia y lisa. Normalmente, este procedimiento se aplica mediante anestesia local, para evitar molestias.

Antibióticos

El especialista puede recetar antibióticos para ayudar a que la infección se elimine, como complemento al curetaje.

Tratamientos periodontales quirúrgicos

En casos más avanzados, puede ser necesario pasar por quirófano.

Cirugía periodontal

El dentista realiza una pequeña incisión en la encía, cerca de la raíz del diente, para levantar una parte del tejido gingival y realizar un curetaje más profundo en zonas difíciles de acceder.

Injerto de encías

El especialista extrae una pequeña sección de encía de una zona cercana y la coloca allí donde el tejido gingival ha quedado retraído.

Injerto de hueso

El periodoncista detecta que el hueso está dañado y que la única forma de evitar la pérdida del diente es injertar hueso en la zona, para alargar la vida útil de las piezas dentales.

Regeneración periodontal

Para reconstruir y favorecer el crecimiento de los tejidos perdidos, tanto hueso como encía, tras una enfermedad periodontal, se usan tratamientos como la regeneración tisular guiada. La RTG consiste en colocar una membrana especial entre la encía y el hueso que favorece que éstos crezcan. También existen otras técnicas regenerativas, como la aplicación de proteínas estimulantes que fomentan que el cemento, el ligamento periodontal y el hueso perdido crezcan de nuevo tras una periodontitis.

Fases de la enfermedad de las encías

Las enfermedades de las encías comienzan con inflamación y progresan hasta afectar los huesos que rodean y soportan a los dientes. Están provocadas por la acumulación de bacterias (placa) que se forma sobre los dientes, y que, si no se elimina, acaba endureciéndose y formando sarro.

Gingivitis

La gingivitis es la forma más leve de la enfermedad de las encías, y causa irritación, mal aliento, enrojecimiento e inflamación en los alrededores de la base de los dientes. Las encías pasan de ser firmes y fuertes a estar retraídas, blandas, y sangrar a diario.

Normalmente, la gingivitis está causada por una higiene oral deficiente, que provoca la acumulación de placa en los dientes. La placa requiere ser eliminada a diario, y cuando ésto no se hace, termina endureciéndose y transformándose en sarro. El sarro hace que la placa sea difícil de retirar, ya que protege a las bacterias e irrita las encías. Cuando el sarro aparece, se necesita una limpieza dental profesional para eliminarlo.

Es importante tomarse en serio la higiene dental para prevenir la gingivitis, y en caso de que ésta aparezca, tratarla de inmediato. Si esto no se hace, la enfermedad de las encías continuará avanzando y puede conducir a una periodontitis.

Periodontitis

La periodontitis es una enfermedad inflamatoria grave causada por bacterias que van acumulándose y destruyendo todo el sistema de soporte del diente, desde el tejido blando hasta el hueso y el ligamento periodontal. Este daño hace que el diente se afloje y acabe por caerse, si no se acude a un profesional.

Tipos de periodontitis

Periodontitis crónica

Está causada por la acumulación de placa, y provoca un deterioro lento que puede mejorar o empeorar con el paso del tiempo. Si no se toman medidas, este deterioro acaba destruyendo las encías y los dientes. Generalmente, aparece en pacientes de entre 30 y 40 años, sobre todo si tienen hábitos nocivos como el consumo de alcohol o de tabaco, y provoca sangrados frecuentes, enrojecimiento e inflamación en las encías.

Periodontitis agresiva

Suele comenzar en la infancia o adultez temprana y es menos común que la crónica. Tiene un factor genético notable y puede provocar la pérdida acelerada de los huesos y los dientes, así que lo más recomendable si se tiene un familiar con esta enfermedad o que la ha padecido, es acudir al dentista a recibir tratamiento.

Enfermedad periodontal necrosante

Está caracterizada por la debilitación y destrucción de las encías, los ligamentos periodontales y el hueso de soporte, debido a una necrosis que provoca una infección grave. Ocurre en personas inmunodeprimidas, generalmente.

Beneficios y ventajas de la periodoncia

Una buena salud de las encías no solo beneficia a la salud de tu boca, sino también a todo tu organismo. Gracias a una periodoncia, puedes ganar en calidad de vida.

  • Mejora la funcionalidad y el aspecto tanto de los dientes como de las encías.
  • Elimina la placa y el sarro, reduciendo la probabilidad de que las encías se inflamen y sangren.
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y complicaciones durante el embarazo en el caso de las embarazadas.
  • Evita la halitosis y la aparición de más problemas periodontales.
  • Reduce el riesgo de que los dientes se muevan y terminen cayéndose.

¿Duele la periodoncia?

Tanto el curetaje como la cirugía periodontal son procedimientos que se realizan con técnicas que reducen las molestias que pueda sentir el paciente, y que facilitan que éste pueda regresar a su actividad habitual rápidamente. Ambos tratamientos se realizan usando anestesia para evitar el dolor, y existe la sedación consciente para calmar a aquellos pacientes con problemas de ansiedad o fobia al dentista, que pueden llegar a pasarlo mal durante esos momentos.

Cuidados después de una periodoncia

  • Los pacientes que han sido sedados durante el procedimiento, deben evitar conducir hasta 24 horas después, y es aconsejable que regresen acompañados a casa si se les ha sometido a una cirugía periodontal.
  • Se recomienda reposo relativo tras la cirugía, evitando el ejercicio físico intenso durante los días siguientes.
  • Es muy importante seguir una higiene dental adecuada. Lavarse los dientes y las encías con cuidado, usar hilo dental y enjuagarse con un enjuague antimicrobiano. En cambio, no se recomienda cepillarse los dientes, enjuagarse ni escupir durante las 24 horas siguientes a la operación.
  • Se recomienda seguir una dieta blanda y fría durante los primeros días que siguen al procedimiento.

¿Tienes alguna duda más sobre el estado de tus encías? Visítanos y te ayudaremos.

En el caso de que después de haber leído esta pequeña guía todavía tengas inquietudes sobre la salud de tus encías, te recomendamos que te pongas en contacto con profesionales con experiencia, como los que conforman el equipo de Centro Premoden. Un odontólogo podrá estudiar y planificar qué necesitas para volver a tener unas encías sanas y fuertes.

Si buscas dentista en Madrid, reserva una cita con nosotros llamando al 91 450 71 18, y si necesitas un dentista en Ávila, contáctanos llamando al 91 831 60 27 para que uno de nuestros especialistas pueda ayudarte.

Queremos que luzcas la mejor de las sonrisas

Ven a conocernos y te haremos un chequeo ¡no cobramos por nuestra primera consulta!

Estás en buenas manos

Nuestros tratamientos dentales más populares

prótesis dental
Brackets metálicos
periodoncia
implantes dentales
carillas dentales

Pide cita sin compromiso

Queremos ser tu dentista

1ª CONSULTA GRATUITA

Madrid

Calle del General Oráa, 45 

(Barrio de Salamanca)

28006 – Madrid

+34 914 507 118

Ávila

Calle de los Trece Roeles, 9

(esquina Calle García Real),

05230 Navas del Marqués -

+34 918 316 027

Premoden 2021 · Todos los derechos reservados

¡Hola! ¿Te gustaría concertar una cita en nuestra clínica? La primera visita no tiene coste12:56 PM