Consejos para cuidar la salud dental en la tercera edad

Existen muchos mitos y creencias alrededor de la vejez y sus consecuencias. Tendemos a pensar que la caída de dientes, la retracción de las encías y, en general, una mala salud oral, son consecuencia natural de la edad. Sin embargo, los problemas de salud bucodental son resultado de los hábitos y cuidados individuales, así como de enfermedades y ciertos procedimientos médicos o quirúrgicos, y no un proceso natural e inevitable.

Por eso, es imprescindible educarnos desde edades tempranas en buenos hábitos de higiene y cuidado dental, así como informar a los cuidadores de personas que no pueden valerse del todo por sí mismas. De esta forma, evitaremos enfermedades, como la periodontitis, y aseguraremos en la medida de lo posible el buen estado de la boca en la tercera edad.

¿Cómo cambia la boca en la vejez?

vejez dientes

Aunque la pérdida de piezas dentales, entre otros problemas, no es una consecuencia del envejecimiento por sí mismo, el paso del tiempo afecta indudablemente a nuestras bocas. Los dientes y encías están constantemente expuestos a todo tipo de alimentos y bebidas, cepillados o la falta de estos, caries u otras enfermedades bucodentales, etc. Todo esto erosiona poco a poco el esmalte dental y, en definitiva, desgasta nuestros dientes.

Además del efecto propio de los años, la boca sufre ciertos cambios en la vejez:

  • Disminución de la salivación, facilitando la formación de caries y el mal aliento.
  • Desgaste de los dientes, debilitándose y volviéndose amarillentos.
  • Retraimiento de las encías, lo que deja expuesta la raíz del diente.
  • Pérdida del hueso alveolar, también asociado a una posible osteoporosis.
  • Menor capacidad de los tejidos para regenerarse y defenderse contra infecciones bacterianas y fúngicas.
  • Adelgazamiento de las mucosas, disminuyendo su resistencia y elasticidad.

También hay que tener en cuenta que ciertos medicamentos producen sequedad de boca y que enfermedades crónicas, como la diabetes, pueden facilitar la aparición de periodontitis.

¿Por qué es esencial cuidar la salud dental en la tercera edad?

La salud dental hay que cuidarla en cualquier momento de nuestras vidas y, cuanto antes cojamos buenos hábitos y nos cuidemos, en mejor estado llegará nuestra boca a la vejez. Aun así, hay periodos en los que es más importante estar muy atento y prestar una especial atención a nuestra salud oral, como durante el embarazo, si se padece alguna enfermedad crónica y durante el envejecimiento.

En la tercera edad, hay más posibilidades de desarrollar problemas bucodentales, pues los dientes y encías están más desgastados, aumenta el uso de prótesis dentales y también se pueden haber perdido facultades a niveles motor, visual o atencional, lo que dificulta mantener una adecuada y exhaustiva higiene oral diaria.

Consecuencias de una mala salud dental en adultos mayores

vejez protesis

Una mala salud dental tiene consecuencias sobre cualquier persona independientemente de su edad y características, pero en adultos mayores hay que prestar especial atención a los problemas de salud bucodental porque pueden influir sobre otras enfermedades, como los problemas cardiovasculares, infecciones gastrointestinales o respiratorias.

Además, el retraimiento de encías y la posible aparición de gingivitis y posterior periodontitis puede provocar dolor al comer y al cepillarse, la sequedad afecta al habla además de a la alimentación, la pérdida de piezas dentales o su desgaste pueden afectar gravemente a la autoestima al verse afectada la estética oral…

Consejos para cuidarse en la tercera edad

vejez cepillado

En la vejez no tenemos que descuidar ni un solo día nuestra salud dental, por eso vamos a elaborar un listado con las recomendaciones para que los adultos mayores protejan sus dientes y encías:

Mantener una adecuada higiene oral

Para ello, hay que cepillarse los dientes después de cada comida, prestando especial atención al cepillado antes de irnos a dormir, ya que en esas horas se reduce la producción de saliva, aumentando la acumulación de bacterias.

Utilizar un cepillo de cerdas suaves

Los cepillos suaves previenen un desgaste acelerado del esmalte dental. En caso de padecer algún problema de movilidad, se puede probar con un cepillo eléctrico, pues requiere menos movimientos.

Usar pasta de dientes con flúor

El flúor ayuda a prevenir las caries, fortaleciendo el esmalte dental e incrementando el proceso de remineralización, lo que nos ayuda a prevenir el desgaste dental en cierta medida.

Hacer uso de colutorios e hilo dental

Los colutorios, el hilo dental y los cepillos interdentales son nuestros grandes aliados a la hora de lavarnos los dientes, pues llegan a los rincones donde a veces no llegamos con el cepillado.

No fumar

Fumar agrava los problemas de salud bucodental, tanto en dientes, como en encías y mucosas.

Retirar las prótesis removibles durante la noche

Si es utilizan prótesis removibles, es recomendable no utilizarla durante la noche, sino dejarla sumergida en agua para evitar que se seque. Además, hay que cambiarlas cada 5 años, ya que el tejido óseo se va modificando y hay que ajustar la prótesis a la nueva disposición bucal.

Limpiar las prótesis

Al igual que limpiamos nuestros dientes, hay que limpiar correctamente las prótesis removibles. Para ello, se puede utilizar un cepillo duro, jabón líquido y pastillas efervescentes para prótesis con agua tibia. De esta manera eliminaremos posibles residuos y desinfectaremos la prótesis, previniendo infecciones e irritaciones.

Utilizar gasas

Si es imposible que la persona utilice un cepillo de dientes o se enjuague, puede utilizar una gasa húmeda para quitar restos de comida de los dientes. En estos casos, sería recomendable que otra persona supervisara el estado de su boca.

Masajear la mucosa oral

A la hora de cepillarnos, se debe masajear la mucosa oral con el cepillo de dientes para aumentar el flujo sanguíneo en la zona donde está la prótesis.

Visitar con regularidad al odontólogo

Las visitas frecuentes nos ayudan a detectar posibles patologías de manera temprana para iniciar un tratamiento cuanto antes. Se recomienda una visita cada 6 meses o antes si fuera necesario.

vejez dentista

No descuides tu salud bucodental, ¡contacta con nosotros!

Cuida de tus dientes y encías en todo momento, pues unos buenos hábitos nos pueden asegurar una buena salud oral en la vejez, lo que, sin duda, aumenta nuestra calidad de vida. Si tienes cualquier consulta acerca de tu salud bucodental o estás buscando dentista en Madrid, llámanos al 914 50 71 18. También puedes encontrarnos en Ávila, llamando al 918 31 60 27. En Centro Premoden contamos con los mejores profesionales y la tecnología más avanzada para cuidar de ti y de los tuyos.

Artículo revisado por el Dr. Javier Orellana Girón 

Queremos que luzcas la mejor de las sonrisas

Ven a conocernos y te haremos un chequeo ¡no cobramos por nuestra primera consulta!

Artículos más populares

Mantente al día con la información de nuestro blog

Pide cita sin compromiso

Queremos ser tu dentista

1ª CONSULTA GRATUITA

Madrid

Calle del General Oráa, 45 

(Barrio de Salamanca)

28006 – Madrid

+34 914 507 118

Ávila

Calle de los Trece Roeles, 9

(esquina Calle García Real),

05230 Navas del Marqués -

+34 918 316 027

Premoden 2021 · Todos los derechos reservados

¡Hola! ¿Te gustaría concertar una cita en nuestra clínica? La primera visita no tiene coste12:56 PM