¿Qué es la clorhexidina y cómo se utiliza? ¿Funciona?

Para disfrutar muchos años de unos dientes y encías sanos, es vital mantener una correcta higiene bucodental diaria. Para ello, es recomendable seguir los consejos de nuestro dentista y utilizar dentífrico con flúor, hilo dental, colutorios, cepillarse después de cada comida y especialmente antes de dormir, acudir a revisiones periódicas con tu dentista, realizarse una limpieza profesional, etc.

Aun así, es inevitable sufrir en algún momento de nuestras vidas una herida o quemadura bucal y, como sucede con cualquier tipo de herida, es necesario desinfectarla y curarla. Por eso, la OMS ha publicado una lista con los medicamentos esenciales para asegurar una correcta curación de estas heridas. Entre estos medicamentos encontramos la clorhexidina, que es bactericida y fungicida.

clorhexidina

¿Qué es la clorhexidina?

La clorhexidina es una sustancia desinfectante líquida bactericida y fungicida de alta calidad utilizada principalmente como colutorio, aunque también la podemos encontrar en pastas dentales. Sirve para eliminar bacterias, hongos u otros patógenos que amenazan nuestra salud bucodental. Las bacterias viven de manera habitual en nuestra boca, pero manteniendo una adecuada higiene bucodental evitamos su proliferación. Cuando esta higiene no es apropiada o se sufre algún tipo de herida o cirugía, estas bacterias pueden hacerse más fuertes y penetrar en las capas internas de nuestros dientes y encías.

Al evitar el crecimiento bacteriano, se ha indicado la clorhexidina para prevenir caries e infecciones tras cirugías o extracciones dentales y también para tratar la gingivitis y la periodontitis. Es importante no abusar de la clorhexidina y utilizarla solamente bajo prescripción médica, ya que tiene ciertos efectos secundarios que abordaremos más adelante.

¿Para qué sirve?

Como la clorhexidina previene infecciones y caries, evitando el crecimiento de las bacterias o incluso eliminándolas por completo, se ha utilizado en casos como:

  • Curación de llagas o aftas: las heridas en la mucosa son más difíciles de cicatrizar, pues la boca se mantiene constantemente húmeda, por eso es importante desinfectar las heridas y favorecer su curación. Es habitual que el dentista paute colutorios de clorhexidina durante unos días en estos casos.
  • Coadyuvante en los tratamientos periodontales: las enfermedades periodontales comienzan por la gingivitis, donde las encías están inflamadas y sangran con facilidad, y si no se trata, las bacterias siguen destruyendo tejidos, provocando periodontitis. El tratamiento de estas enfermedades tiene como objetivo eliminar las infecciones causadas por las bacterias antes de sufrir la pérdida de algún diente. La clorhexidina, al eliminar las bacterias, ayuda a combatir la gingivitis y la periodontitis.
  • Post-cirugías orales y maxilofaciales y extracciones dentales: la clorhexidina es un perfecto aliado para el cuidado posterior a una extracción dental o una cirugía, ya que previene infecciones y facilita la cicatrización.
    Colocación de implantes dentales: estos procedimientos conllevan cierto riesgo de infección, por lo que es habitual que el dentista te prescriba un medicamento antiséptico, como puede ser la clorhexidina.

Gracias a sus propiedades, también se ha empleado fuera del ámbito de la Odontología, por ejemplo para desinfectar la piel tras una herida leve o el ombligo de los recién nacidos.

Cómo seguir un tratamiento con clorhexidina

Lo más importante a la hora de utilizar clorhexidina es tener claro que sólo se ha de usar bajo prescripción médica haciendo caso de las pautas que marque tu dentista para evitar efectos adversos. Habitualmente se prescribe como máximo durante dos semanas, aunque el tiempo varía en función de cada caso particular y sus necesidades.

El efecto de la clorhexidina dura entre 10 y 12 horas en la boca, por lo que la recomendación habitual es utilizar el colutorio dos veces al día. También encontramos la clorhexidina en spray, muy utilizado para favorecer la cicatrización tras una extracción dental, en gel y en pastas dentífricas.

Tu dentista te indicará cómo tienes que utilizar la clorhexidina, pero de manera general se siguen los siguientes pasos:

  • Se sirve el colutorio en la propia tapa del frasco y no se diluye con agua ni otras sustancias.
  • Se mantiene la clorhexidina unos 30 segundos en la boca, haciendo movimientos para asegurarnos de que el colutorio llega a todos los rincones de la boca.
  • Por último, se escupe, ya que tragarlo provoca efectos no deseados en el estómago.
    Se recomienda no comer ni beber en los 10 minutos siguientes al uso del colutorio, para permitir a la clorhexidina actuar correctamente en la boca.

Propiedades y beneficios de la clorhexidina

  • En formato colutorio es muy cómodo y ayuda a desinfectar toda la cavidad bucal.
  • La clorhexidina en spray o en gel permite una aplicación más directa en la zona afectada.
  • Es un gran antiséptico y actúa previniendo la formación de placa y la proliferación de caries.
  • Utilizada correctamente ayuda a desinfectar la boca y cicatrizar posibles heridas.
    Sirve para tratar la gingivitis y la periodontitis.

Desventajas y efectos secundarios de la clorhexidina

  • Si se hace un uso continuado, pueden aparecer manchas en los dientes, en las encías y en la lengua.
  • Su uso excesivo afecta al sentido del gusto.
  • No se puede utilizar con niños pequeños
  • Cómo evitar los efectos secundarios
  • Para evitar los efectos secundarios mencionados, es importante seguir las pautas que marque el dentista, ya que los inconvenientes sólo aparecen cuando se hace un uso inadecuado y excesivo de la clorhexidina.
  • Por eso, recordamos que el tiempo máximo de uso suele ser de dos semanas, con una indicación de enjuagarse dos veces al día durante unos pocos segundos. También se recomienda evitar el consumo de café, tabaco o vino tinto, que pueden teñir los dientes.

Tras el tratamiento… ¿Pueden eliminarse las manchas de los dientes?

Las manchas aparecen porque la clorhexidina se une a la placa dental, así que la mejor forma de prevenir la aparición de manchas es controlar la formación de placa manteniendo una adecuada higiene bucodental. Aun así, si aparecen manchas tras el uso de clorhexidina, es importante que sepas que se trata de un efecto reversible. Al suspender el uso de clorhexidina, las manchas desaparecen y el sentido del gusto se recupera.

En el caso de que la pigmentación en los dientes persista, se puede eliminar fácilmente mediante profilaxis o limpieza dental profesional. En este tratamiento se realiza un ligero pulido de los dientes para dejarlos lisos y libres de manchas. Si aun así la limpieza profesional resulta insuficiente, siempre se puede recurrir a un blanqueamiento dental.

¿Necesitas más información?

Si tienes alguna duda con respecto a la clorhexidina, necesitas ayuda con cualquier problema de salud bucodental o si quieres mejorar la estética de tu sonrisa, en Clínica Dental Premoden estaremos encantados de atenderte con cualquier inquietud. Nos puedes encontrar en Madrid, llamando al 91 450 71 18 y también en Ávila (91 831 60 27).

Artículo revisado por el Dr. Javier Orellana Girón 

Queremos que luzcas la mejor de las sonrisas

Ven a conocernos y te haremos un chequeo ¡no cobramos por nuestra primera consulta!

Artículos más populares

Mantente al día con la información de nuestro blog

Pide cita sin compromiso

Queremos ser tu dentista

1ª CONSULTA GRATUITA

Madrid

Calle del General Oráa, 45 

(Barrio de Salamanca)

28006 – Madrid

+34 914 507 118

Ávila

Calle de los Trece Roeles, 9

(esquina Calle García Real),

05230 Navas del Marqués -

+34 918 316 027

Premoden 2021 · Todos los derechos reservados

¡Hola! ¿Te gustaría concertar una cita en nuestra clínica? La primera visita no tiene coste12:56 PM